¿A QUE EDAD SE ES VIEJO?

Madre mía, parece que cuando las cosas se complican, todas van en cadena, y cuanto más rápido quieres ir, más lento te toca conducir.

“Vísteme despacio que tengo prisa”, mi padre lo decía mucho y que razón tenía, en fin, una llega hasta donde puede, y las fuerzas mayores, son “harina de otro costal” jaja.

Actitud positiva siempre y música alta, que el resto solo es cuestión de “más tiempo”.

Refranes, dichos, consejos… La gente mayor está llena de experiencias y anécdotas, y pararse a escucharlos es toda una lección de aprendizaje, por eso hoy quería escribir algo sobre una mujer que admiro no sólo por su estilo propio e inconfundible, sino por su filosofía de vida.

Su nombre es Iris Apfel, una neoyorquina de los años 20, que a principios de los 2000 alguien se fijó en ella por su peculiar forma vestir y sus complementos, y desde entonces ha sido y es un icono en el mundo de la moda.

Obviamente su estilo no deja indiferente, pero lo que más me gusta de ella es su actitud ante la vida. Curiosa y con sentido del humor, dice que sin esperarlo y sin buscarlo, se ha convertido en una ¡estrella geriátrica!

Qué difícil es, en estos tiempos que corren, no dejarse llevar por las masas, y tener criterio a la hora de buscar tu propio estilo, sin perder tu identidad.

Cuando leí a esta mujer por primera vez, dije ¡ole tú! ¡Esa es al actitud!

Una vida llena de color y con diversión como antídoto a las reglas sociales del buen vestir.

La vida de por sí, ya es azul marina y aburrida, y se puede hacer feliz a la gente con un poco de fantasía.

Muchas veces no nos permitimos explotar nuestra personalidad, y prevalece que la sociedad nos acepte, antes de dejarnos llevar por nuestra originalidad. Por eso decidí pintar una camiseta pensando en Iris, en el que el ritual de vestirse, debería ser una improvisación.

Del blanco al negro, pasamos por todos los colores..

Un diseño pensado con mentalidad de niño, (sin importar si gusta a los demás pues a él le apasiona su atuendo), con pulso inquieto de persona sabia, vivida y con grandes historias a la espalda.

Tú decides como combinar la camiseta, con falda, vaqueros o pantalones de los años sesenta. La genialidad está en el proceso de vestirse, no sigas las reglas, y vístete con lo que realmente te haga disfrutar. ¡No te pierdas a ti misma!. 

Si quieres saber mas sobre esta camiseta, pulsa aquí.

Aquí os dejo una frase que me parece perfecta para terminar y que os animo a que os leáis de vez en cuando:

VÍSTETE PARA COMPLACERTE. ESCUCHA A TU MUSA INTERIOR Y DATE UNA OPORTUNIDAD. LLEVA ALGO QUE DIGA “AQUÍ ESTOY YO”.

Vuela alto🎈y sonríe con muchas ganas.

Fuente imagen: www.athestyleguide.com

Deja un comentario