TEJIDOS ECOLÓGICOS

Algodón Orgánico

Obtenido de plantaciones que respetan el Medio Ambiente, sin utilizar pesticidas o abonos químicos, y por un proceso de fabricación igualmente ausente de productos y deshechos dañinos para el ecosistema y las personas. De igual manera que el algodón convencional, puede ser fabricado con fibras de algodón semi-peinado y peinado y en amplios rangos de peso y mantiene las mismas características estructurales que el algodón convencional sumando cualidades tan importantes como que no crean alergias ni irritan pieles sensibles.

Cáñamo

Es un tejido obtenido a partir de las fibras de la planta del cáñamo. Ofrece una gran resistencia al desgaste y rasgado pero de apariencia basta y rígida, por lo que se suele mezclar con el algodón para aportar suavidad y elasticidad al tejido final. Posiblemente sea el tejido más respetuoso con el Medio Ambiente por su fácil cultivo y su proceso de fabricación exento de productos químicos.

Bambú

Es un tejido obtenido a partir de la pulpa de la madera de bambú por medios respetuosos con el Medio Ambiente. Es un tejido de una suavidad, brillo y resistencia excepcional similar a la seda, con cualidades de regulación térmica y anti-bacterianas muy superiores a cualquier fibra sintética, lo que lo hace un tejido ideal para la práctica deportiva. Fabricado en gramajes ligeros de 90 a 140 grs./m2, ya que su gran resistencia no necesita de gramajes superiores para ser más duradero que el algodón.

Lyocell (Tencel®)

Procesado de una manera similar al bambú, este se obtiene de la pulpa de la madera del eucalipto. Ofrece similares características de resistencia y suavidad, y comparte las características de regulación térmica y anti-bacterianas, muy indicado para pieles sensibles por la suave superficie de las fibras de sus hilos.

Seda:

Los hilos de seda forman tejidos muy apreciados en todo el mundo desde hace siglos. Su tacto, brillo y resistencia han hecho de este tejido un material muy cotizado, utilizado siempre en prendas de alta gama. Tejido siempre en gramajes muy ligeros con cualidades difícilmente igualables incluso por tejidos sintéticos.

Lana Merino:

Procedente de la lana de oveja, se trata de un tejido formado por fibras cortas y regulares que ofrecen características excepcionales para practicar actividades al aire libre usado como primera capa. Es un tejido termo-regulador, capaz de absorber la humedad corporal, con propiedades anti-bacterianas, muy suave y elástico.

 

Como podemos apreciar, los tejidos naturales, ya sean de origen vegetal o animal aportan valiosas características muy beneficiosas tanto para las personas como para el medio ambiente, que superan a los tejidos sintéticos incluso en la práctica deportiva, donde son tan utilizados.

 

Fuente: www.dreamind.es

Deja un comentario